Estrategias para ganarse la vida con el poker online
El poker es un juego con una multitud de funciones que debemos controlar a la perfección en todas sus áreas para alcanzar la élite de nuestro casino online y acceder a los grandes torneos mundiales. Debemos dominar los aspectos psicológicos del juego para poder sacar el mayor bote posible de nuestros rivales, pero también debemos conocer las reglas de probabilidad matemática que rigen a la baraja. Es tan esencial como conocer el número de símbolos y su naturaleza cuando nos enfrentamos a una máquina tragaperras con dinero real, aunque también contaremos con el respaldo de los altos bonos de bienvenida que ofrece Bet365. De hecho, si contamos con un conocimiento amplio de los aspectos matemáticos del juego es más que posible que nos hagamos con la victoria a menudo, pero desarrollar tal habilidad puede llevar muchísimo tiempo y requiere una cierta rapidez mental que, por supuesto, siempre se puede entrenar.

Cuando somos principiantes en el poker online, es posible que tengamos cierto éxito moviéndonos por aquellos cálculos que realizamos de cabeza para determinar si nuestra mano tiene expectativas de ganar. Quizá hayas pasado a jugar tan sólo aquellas manos que son realmente buenas: parejas altas, cartas por encima del Jack o números sucesivos del mismo palo. También es posible que nos interese aplicar nuestros conocimientos en otros juegos de casino online, por lo que recomendamos visitar en ese caso. Centrándonos en el poker, sin importar las cartas iniciales con las que contemos o incluso las cartas que aparezcan en el pre-flop, tomar decisiones puede ser increíblemente difícil debido a la enorme variedad de situaciones que pueden darse en tan sólo una mano. Para mejorar nuestro juego en Bet365, es imprescindible que combinemos una estrategia individual para cada mano junto a una estrategia general que nos detalle, en pocas palabras, una guía de acción en el gran esquema de la partida.

El valor esperado o expected value (EV) es un concepto básico sobre el que se guían muchos profesionales del poker para jugar sus manos con mayor seguridad, y se basa en un cálculo de probabilidad que nos dice cuál es el movimiento que más probablemente nos dará beneficios en el largo plazo, con el objetivo de desarrollar un patrón de comportamiento que, a la larga, nos haga ganar mucho más de lo que perdemos debido a que siempre nos guiaremos por la opción más probable. Mediante el valor esperado podemos calcular en qué tipo de manos es recomendable retirarse, en cuáles apostar o en cuáles hacer call e ir a la apuesta de nuestros rivales. Si nuestros cálculos de valor esperado son rápidos y certeros nos acercaremos a la victoria continuamente.

poker


Aunque se puede comprender y poner en palabras de muchas maneras diferentes, para hacer el cálculo básico del valor esperado debemos multiplicar el valor de la mano esperada por la probabilidad de que esta se produzca. Para ello, debemos hacernos una serie de preguntas: ¿Cómo de probable es que el valor de mi mano sea mayor que el valor de las manos del resto de jugadores? ¿Cuánto puedo subir la apuesta si quiero que los jugadores sigan dentro de la mano sin retirarse? ¿Merece la pena ir a la apuesta de mis rivales en relación con la probabilidad de que mi proyecto se complete? Son dudas complicadas, y su resultado final será la decisión que determina si ganamos o perdemos en la mesa de poker de nuestro casino online.

Haciendo una pequeña pausa en nuestra descripción, debemos recordar que la forma más fácil de hacerse con la victoria con el menor riesgo en el poker es aprovechando las generosas ofertas de casinos online como Bwin o Bet365. Sus espectaculares bonos de bienvenida nos dan dinero gratuito a cambio de hacer nuestro primer ingreso, por lo que podremos jugar con saldo extra gratis que nos vendrá genial en esas difíciles primeras partidas. Si introducimos un código de bonus Bet365 durante nuestro registro obtendremos aún más ventajas en nuestro bonus de bienvenida, así que no dudes en utilizarlo si has encontrado uno de ellos en alguna página sobre el mundo de los casinos online.

De cualquier manera, diferentes decisiones cuentan con cálculos diferentes. Como habrás adivinado, el valor esperado de retirarse de la mano es siempre cero. Imaginemos que contamos con una pareja de 3 en nuestra mano, pero que tras el flop en la mesa han salido tres cartas del mismo palo. Nuestro oponente realiza una apuesta por el triple de la ciega (600 fichas), lo que nos indica que cuenta con una mano fuerte o que está marcándose un gran farol. Debido a que una pareja de tres tiene poco qué hacer ante un posible color, la decisión más beneficiosa para nosotros en este tipo de situación es retirarse, ante la alta posibilidad de un valor esperado negativo. En estos casos, es preferible, obviamente, un valor esperado de cero.

¿Qué tipo de cálculo deberíamos hacer si nos estamos pensando ir a la apuesta de nuestro rival en una mano así? Es sencillo:
Valor esperado de ir = (bote total + apuesta) x (ir y ganar la mano) – apuesta + (ir y perder)

¿Qué hacemos, por ejemplo, si estamos pendientes de que la carta del turn complete nuestro proyecto? Estaríamos ante lo que popularmente se conoce como draw. En este caso, el factor determinante serán nuestras outs: aquellas cartas que pueden salir en la próxima fase y que nos ayudan a completar nuestra mano. Si se trata de muchas cartas, es más que posible que las probabilidades estén a nuestro favor y nos interese ir al turn. Si, por el contrario, ya tenemos nuestra mano formada, tendremos que fijarnos si esta puede ser superior a las del resto de la mesa repasando las cartas que ya han salido y que no tienen nada que ver con nuestra mano. Imaginemos un ejemplo sin tener en cuenta la influencia del palo:

Contamos con una mano inicial 10-A. Pagamos la ciega y en el flop aparece 10-10-3. Subimos el doble de la ciega grande y tan sólo un jugador nos sigue. En el turn aparece una K. Es hora de pensar: contamos con el trío de 10, y el resto de cartas que no nos ayudan a formar nuestra mano son 3 y K. Nuestro rival sólo puede ganarnos en el caso de que cuente con una pareja inicial de K. Existe la ligera posibilidad de que en el river aparezca un 3 o una K de nuevo, aunque también de que aparezca un nuevo 10 para formar un póquer. En el caso de que aparezca un 3 y nuestro rival tenga un 3-K, estaría formando una mano superior a la nuestra. Por lo tanto, decidimos tomar la decisión conservadora y hacer check. Nuestro rival sube la apuesta de forma ingente. En este caso, debemos hacer un check-raise para comprobar que no es un farol y, si nos intenta llevar demasiado al límite, quizá retirarnos.



La decisión más compleja de calcular en el valor esperado es, sin duda, la de apostar. Cuando contamos con una buena mano siempre intentaremos mantener a nuestro rival dentro de la partida para poder sacar un mayor bote, pero cuando contamos con una mano de valor medio es posible que deseemos obligarle retirarse para llevarnos el bote con facilidad. Por lo tanto, debemos sopesar también la frecuencia con la que nuestro rival se retira en base a lo que deseemos hacer en el futuro. ¿Qué porcentaje de sus manos son retiradas después de una apuesta, y qué porcentaje de sus manos han ido a la apuesta y han ganado? De esta manera, uniremos los aspectos psicológicos del juego junto a los matemáticos para determinar un patrón de comportamiento en nuestro rival y tomar la opción más probable de reportarnos beneficios en Bet365.

Para realizar este tipo de cálculos con más seguridad, es ideal contar con herramientas que podemos encontrar fácilmente en internet: las calculadoras de poker nos permiten introducir las cartas que se han dado en una mano para determinar qué mano tiene mayores probabilidades de ganar; por otro lado, los software de tracking nos permiten analizar diferentes manos para obtener un resumen del estilo de juego de nuestros oponentes y así movernos de la forma más probable dentro de la mesa de poker. Desde hace algunos años, el uso de estos softwares es básico para aquellos jugadores que desean convertirse en profesionales en el mundo del poker, aunque también es más que probable que desarrollen habilidades mentales para realizar cálculos de cabeza muy, muy rápidos, a la vez que controlan ciertos aspectos de la mesa que pueden escaparse de la atención de cualquier otro jugador: el tiempo que se tarda en tomar acciones, sus palabras o los tamaños de apuesta son factores que un jugador profesional sopesa antes de tomar una acción en el casino online. De ahí, probablemente, los largos tiempos de espera que vemos entre decisión y decisión en las mesas finales de los grandes torneos.